Mousse de Chocolate Fácil

  • Mousse de Chocolate

    Mousse de Chocolate

  • Mousse de Chocolate Blanco

    Mousse de Chocolate
    Blanco

  • Mousse de Chocolate sin Huevo

    Mousse de Chocolate
    sin Huevo

  • Mousse de Chocolate con Nata

    Mousse de Chocolate
    con Nata

  • Mousse de Chocolate Thermomix

    Mousse de Chocolate
    Thermomix


  • "Mousse de Chocolate Fácil"

    Receta Mousse de Chocolate Fácil





    Te presentamos una forma muy sencilla de preparar una deliciosa mousse de chocolate fácil. Si quieres preparar un postre o merienda que guste a todo el mundo y tienes poco tiempo esta es una receta ideal.

    Ingredientes

    - Chocolate negro, 175 gramos
    - Huevos, 4 grandes
    - Azúcar glas, 90 gramos
    - Mantequilla sin sal, 35 gramos
    - Chocolate para adornar (Opcional)


    Preparación:

    Vamos con una receta sumamente sencilla con la que hacer una rica mousse de chocolate de forma fácil y rápida. Toma nota de los pasos a seguir porque seguro que una vez que la pruebes es una receta que guardarás para futuras ocasiones. Aquí tienes el proceso detallado paso a paso.

    Cogemos un cazo que pondremos a fuego lento, y en el mismo vamos a colocar todo el chocolate troceado, para que sea más fácil fundirlo. Hazlo a fuego más bien lento para controlar que no se queme. Cuando esté casi derretido del todo, añade el azúcar glas y remueve bien para mezclar los ingredientes. Retira el cazo del fuego y deja que se enfríe el contenido.

    Es el momento de romper los huevos y ayudándonos con las manos, vamos a separar las yemas y las claras. Si nunca lo has hecho, verás que es fácil, simplemente deja que escurra entre tus dedos la clara y que caiga sobre un recipiente, con lo que te quedaran ente los mismos la yema totalmente limpia. Separa las yemas para usarlas después.





    Con las claras vamos a montarlas, con una pizca de sal para que suban más fácilmente. Hay que remover fuerte y constantemente con unas varillas para que las claras suban y se monten al punto de nieve. Las primeras veces cuesta más trabajo, por lo que si no tienes práctica puedes usar una batidora de varillas.

    Con el chocolate ya frío, mezclamos las yemas con el mismo, batiendo un poco con unas varillas manuales, y después echaremos las claras ya montadas para volver a mezclar, pero esta vez de forma suavecita, no queremos que se nos bajen. Así ya tenemos la mousse lista, sólo nos queda verterla en unos recipientes individuales, unas copas por ejemplo, y meterlas en el frigorífico. Hay que dejarlas varias horas reposando y enfriando para poder comerlas. Adorna por encima con trozos de chocolate si quieres, para darle más sabor.