Mousse de Chocolate Microondas

  • Mousse de Chocolate

    Mousse de Chocolate

  • Mousse de Chocolate Blanco

    Mousse de Chocolate
    Blanco

  • Mousse de Chocolate sin Huevo

    Mousse de Chocolate
    sin Huevo

  • Mousse de Chocolate con Nata

    Mousse de Chocolate
    con Nata

  • Mousse de Chocolate Thermomix

    Mousse de Chocolate
    Thermomix


  • "Mousse de Chocolate Microondas"

    Receta Mousse de Chocolate Microondas





    Con esta estupenda receta podremos preparar una deliciosa mousse de chocolate en el microondas de forma rápida y con un resultado muy bueno. En unos pocos minutos tendrás lista una rica mousse de chocolate.

    Ingredientes

    - Chocolate para postres, 90 gramos
    - Gelatina, dos láminas
    - Nata para montar, 70 gramos
    - Un huevo grande
    - Azúcar, 30 gramos


    Preparación:

    Lo primero será usar un recipiente apto para microondas, en el que vamos a verter la nata para montar y la calentamos a unos 300W-350W, hasta que esté caliente pero sin llegar a hervir. Mientras tanto ponemos a hidratar la gelatina en láminas. Una vez tengamos la nata caliente y la gelatina bien hidratada, las mezclamos en el recipiente para que se fundan.

    En el mismo recipiente echaremos el chocolate bien troceado y volvemos a darle un golpe a temperatura media en el microondas, para que el chocolate se derrita del todo y se mezcle con el resto, pero hazlo a baja potencia para que sea un proceso lento y no hierva. Remueve bien al acabar para dejar esa mezcla lista, y se deja enfriar del todo.

    Mientras tanto vamos a separar la clara del huevo, y la vamos a montar a punto de nieve, junto con el azúcar, para lo que es mejor emplear unas varillas puestas en la batidora, ya que así se montará la clara de forma más sencilla y rápida.





    Cuando el chocolate se haya enfriado bien, agregamos a ese recipiente la clara de huevo montada con el azúcar, de forma suave, para que se mezcle pero no se venga abajo. Vertemos entonces la mousse de chocolate en el recipiente dónde la vayas a servir y deja enfriar en la nevera un par de horas o tres antes de comerla.