Mousse de Chocolate para Tartas

  • Mousse de Chocolate

    Mousse de Chocolate

  • Mousse de Chocolate Blanco

    Mousse de Chocolate
    Blanco

  • Mousse de Chocolate sin Huevo

    Mousse de Chocolate
    sin Huevo

  • Mousse de Chocolate con Nata

    Mousse de Chocolate
    con Nata

  • Mousse de Chocolate Thermomix

    Mousse de Chocolate
    Thermomix


  • "Mousse de Chocolate para Tartas"

    Receta Mousse de Chocolate para Tartas





    Aprende a preparar esta estupenda receta para hacer mousse de chocolate para tartas de forma rápida y sencilla. Esta es una estupenda mousse ideal para emplear en tus tartas caseras y otros postres.

    Ingredientes

    - Chocolate negro, 250 gramos
    - Nata para montar, 500 ml
    - Gelatina en polvo, un sobre
    - Huevos, tres medianos
    - Leche entera, 160 ml
    - Azúcar, 50 gramos


    Preparación:

    Si necesitas preparar una mousse de chocolate para rellenar y/o decorar una tarta, te mostramos una receta muy buena con la que hacer en pocos pasos una mousse ideal para el mejor resultado. Si tienes todos los ingredientes listos, vamos con la preparación paso a paso.

    Vamos a comenzar antes de nada separando las yemas de los huevos de las claras. Las yemas no las vamos a utilizar, así que puedes guardarlas en la nevera para cualquier otro uso. Las claras vamos a montarlas con unas varillas para batir y montar al punto de nieve. Cuando estén comenzando a montarse, agregamos la mitad del azúcar y terminamos de montarlas bien.

    A continuación tenemos que derretir el chocolate, usando un cacito para ello, que pondremos a fuego lento para controlar que se derrita poco a poco y no demasiado rápido, con lo que se podría pasar. Mientras se derrite, ponemos la gelatina en un vaso con leche, y la removemos bien. El resto de la leche la añadimos en el cazo junto al chocolate, y cuando esté todo mezclado y caliente, echamos el vaso con la gelatina y la leche. Batimos la mezcla y dejamos enfriar.



    Pasamos a montar la nata hasta conseguir que tenga una buena consistencia, momento en el que añadiremos las claras montadas que habíamos reservado, las mezclamos suavemente y añadimos a la mezcla del chocolate cuando esté bien fría. Esa mousse resultante ya se puede emplear para usar en la tarta, aunque si aún no la necesitas, métela en la nevera mientras tanto, se enfriará del todo y quedará más compacta.