Mousse de Chocolate sin Huevo

  • Mousse de Chocolate

    Mousse de Chocolate

  • Mousse de Chocolate Blanco

    Mousse de Chocolate
    Blanco

  • Mousse de Chocolate sin Huevo

    Mousse de Chocolate
    sin Huevo

  • Mousse de Chocolate con Nata

    Mousse de Chocolate
    con Nata

  • Mousse de Chocolate Thermomix

    Mousse de Chocolate
    Thermomix


  • "Mousse de Chocolate sin Huevo"

    Receta Mousse de Chocolate sin Huevo





    Ahora os traemos una receta para hacer un mousse de chocolate sin huevo, ideal para los que no puedan o no quieran comer huevo. Es una receta sencilla de preparar y con un resultado muy bueno.

    Ingredientes:

    - 275 gramos de chocolate negro
    - 125 gramos de nubes
    - 75 gramos de mantequilla sin sal
    - 275 ml de nata para montar
    - Una cucharada de extracto de vainilla
    - Agua, medio vaso


    Preparación:

    Esta receta de mousse de chocolate la vamos a preparar sin emplear huevo como se hace en la receta tradicional, en su lugar emplearemos nubes, también conocidas como malvaviscos, esponjitas o “marshmallows”, una golosina muy conocida y que puedes encontrar en cualquier kiosko y supermercado. Vamos con el detalle de la receta.

    El primer paso para preparar esta receta es echar en un cazo un poco de agua, el chocolate troceado, la mantequilla cortada en taquitos y las nubes, y vamos a poner a fuego lento para que se vaya derritiendo todo. Removeremos de vez en cuando para mezclar los ingredientes a medida que vayan fundiéndose. Cuando quede todo fundido y formando una masa homogénea, dejaremos enfriar bien, para lo que lo verteremos en otro recipiente frío.

    Mientras tanto vamos ir preparando el resto de la receta. Vamos a batir la nata para montar, junto con el extracto de vainilla. Lo mejor es usar una batidora con unas varillas, con la que hay que batirlo a velocidad lenta al principio, y algo más rápido cuando ya esté la nata cogiendo cuerpo. Déjala bien montada para obtener un mejor resultado en nuestra mousse de chocolate.

    Cuando se haya enfriado la primera mezcolanza que hicimos al inicio de la receta, le añadiremos la nata montada con la vainilla, y mezclaremos con cuidado, formando una masa cremosa, con la textura ideal para la mousse. Vamos a rellenar las copas en las que serviremos la mousse de chocolate y metemos en el frigorífico para enfriar un par de horas al menos antes de servirlo. Y a disfrutar de esta estupenda receta.