Mousse de Chocolate Thermomix

  • Mousse de Chocolate

    Mousse de Chocolate

  • Mousse de Chocolate Blanco

    Mousse de Chocolate
    Blanco

  • Mousse de Chocolate sin Huevo

    Mousse de Chocolate
    sin Huevo

  • Mousse de Chocolate con Nata

    Mousse de Chocolate
    con Nata

  • Mousse de Chocolate Thermomix

    Mousse de Chocolate
    Thermomix


  • "Mousse de Chocolate Thermomix"

    Receta Mousse de Chocolate Thermomix





    Si tienes una Thermomix en tu cocina, toma nota de esta receta, porque vamos a preparar un mousse de chocolate Thermomix en poco tiempo y de forma sencilla. Una receta tan rica como la tradicional pero con la comodidad que aporta este estupendo robot de cocina.

    Ingredientes

    - Chocolate negro, 200 gramos
    - Mantequilla sin sal, 70 gramos
    - Azúcar, 75 gramos
    - Leche entera, 110 ml
    - Huevos, tres grandes
    - Zumo de limón, un chorrito
    - Sal, una pizca


    Preparación:

    Empezamos colocando en el vaso de nuestra Thermomix la mantequilla un poco derretida, la leche, el azúcar y las yemas de los tres huevos. Programamos a 80ºC y velocidad 4 durante unos 6 minutos. Al acabar esa programación, añadimos el chocolate troceado, y trituramos 15-20 segundos a velocidad 6. Cuando termine, hay que dejar enfriar bien esa mezcla para continuar con la elaboración de la receta.

    Cuando se haya enfriado del todo la mezcla que tenemos en el vaso de la Thermomix, colocamos la mariposa en las cuchillas y vamos a añadir un chorreón de zumo de limón y una pizca de sal, y vamos a programar a velocidad 3 durante unos 5 minutos, para que quede todo bien mezcladito.

    Una vez acabemos el paso anterior, lo siguiente que tenemos que hacer será montar las claras de los huevos, para lo que vamos a emplear también la Thermomix. Para ello procedemos a colocar la mariposa en el vaso y añadiremos las tres claras que teníamos apartadas de antes. Vamos a programar a 37ºC a velocidad 3 y media y durante 3 minutos, y al acabar las claras estarán montadas en su punto.


    Echamos las claras montadas sobre la preparación anterior, y con mucho cuidado vamos a mezclarlas, con suavidad, para que se mezclen pero sin perder la textura que tienen, que es fundamental para disfrutar de una buena mousse de chocolate. Al acabar, metemos en la nevera un par de horitas para que se enfríe, mejor si lo haces ya servido en las copas individuales, para que al sacarlas de la nevera las puedas servir para comer.